Skip links

¿Cómo solucionar los problemas de tu puerta?

Los daños en algunas secciones de nuestro hogar nunca son gratas, ni siquiera cuando sabes que puedes solucionarlo de manera rápida y fácil contratando a algún profesional como cuando requieres llamar a un cerrajero en San Luis Potosí para que te ayude con un cambio de chapas.

Pero como sabemos que muchas veces prefieres hacer las reparaciones tú mismo, así como te hemos dado consejos para el mantenimiento de tus cerraduras, el día de hoy te vamos a decir las maneras en las que puedes solucionar los problemas con tus puertas cuando el abrirlas o cerrarlas se haya convertido en una tarea difícil.

En cambio, si eres una persona que prefiere dejarle el trabajo a los profesionales, también puedes apoyarte con los servicios de cerrajería en San Luis para que te apoyen para solucionar los problemas con tus puertas, cerraduras y llaves.  

¿Cual es el problema de tu puerta? 

Una de las actividades principales que debes hacer es identificar cuál es el problema que tiene tu puerta, de esta manera será mucho más sencillo que encuentres la solución a ello. 

Para esto tienes que observar en dónde está la falla,y ya que tengas esto resuelto entonces sigue leyendo, pues a continuación te diremos las razones más comunes por las cuales las puertas comienzan a causar problemas y cómo resolverlo para que puedas abrir y cerrar las habitaciones de tu hogar sin dificultades.

1.- La puerta arrastra en el suelo al abrirla

El problema más común es que comiences a sentir que tu puerta está más pesada de lo normal al abrirla, o que incluso ésta se arrastre en el suelo cuando la mueves. Este tipo de situaciones se presentan debido a que tienes en tus manos una puerta caída.

Tienes que revisar las bisagras de las puertas ya que el problema suele originarse porque las bisagras se aflojan con el uso. Solamente vas a necesitar apretar los tornillos que sujetan la puerta y las bisagras para que puedan quedar colocadas en el lugar que les corresponde. 

En ocasiones también se debe a que las bisagras están rotas, para ello tendrás que acudir a una cerrajería en San Luis para conseguir bisagras nuevas que deberás instalar en el marco de la puerta. 

2.- La cerradura está floja

¿El problema no está en la puerta? Esto es más común de lo que imaginas puesto que, como lo mencionamos en nuestro artículo sobre tips para mantener tu cerradura en buenas condiciones, los golpes constantes en éstas suelen dañarlas y hacer que las puertas ya no cierren o abran correctamente.

Si identificaste que el problema se encuentra en la cerradura tendrás que llamar a un cerrajero a domicilio en San Luis Potosí para que te ayude con un cambio de chapas por unas nuevas que te permitan cerrar tus habitaciones, la entrada de tu residencia o sea cual sea el lugar en el que se presenta este conflicto.

En cambio si detectas que la cerradura solamente se aflojó por algún golpe o el uso, puedes apretarla con un destornillador así como con las bisagras, esto hará que se quede instalada en el sitio que le corresponde y se habrá solucionado tu problema de apertura de chapas.

3.- ¿Humedad en la puerta?

Las puertas cuando están expuestas a un ambiente con mucha humedad o tienen contacto con alguna fuga en tu hogar se pueden hinchar a tal grado que la apertura es imposible de realizar puesto que se deforman considerablemente. 

En ocasiones sólo se deben dejar secar para que vuelvan a tener su forma natural, sin embargo, cuando esto no funciona la única solución es que consigas un reemplazo para la puerta. Cuando vayas a poner una nueva recuerda barnizarla antes de hacer la instalación, ya que así vas a evitar que se hinche por un problema de humedad. 

4.- La puerta rechina al abrir 

Los ruidos de la puerta más que problemáticos suelen ser muy molestos, y aunque es posible abrirlas y cerrarlas sin problemas esto no quiere decir que debas mantener tus puertas en ese estado. 

Estas puertas únicamente necesitan un poco de lubricante para funcionar correctamente, y para ello te recomendamos que utilices polvo de grafito en las bisagras de la puerta, ya que esto permite que el movimiento sea mucho más suave y no genere rechinidos cuando se hace la apertura de la chapa y la puerta. 

Muchas personas intentan lubricar las bisagras con ayuda de aceites, sin embargo, es preferible que evites este tipo de sustancias ya que con el tiempo se hacen pegajosas y terminan atascando aún más la puerta. 

Como ya conoces los problemas más comunes en las puertas y sus soluciones, esperamos que ya no tengas ninguna dificultad para abrir o cerrar las habitaciones de tu hogar o tu oficina. Si este artículo te fue de utilidad no olvides compartirlo en redes sociales y dejarnos tus comentarios al respecto.

Y si prefieres contactar a un cerrajero a domicilio en San Luis Potosí en Key Depot te podemos atender sin problemas las 24 horas del día para ayudarte con la instalación de chapas, programación de llaves, reparación de switch y mucho más.

Leave a comment

Name*

Website

Comment