Skip links

¿Tienes un problema con las cerraduras de tu casa?

En ocasiones el contratar a un cerrajero puede parecerte una opción un poco exagerada para problemas mínimos que puedan surgir con las cerraduras de tu casa. Como ya lo vimos en el artículo anterior sobre cómo saber si tu cerrajero es profesional y de confianza, hay muchos factores a considerar antes de hacer una contratación de servicios de cerrajería

Por esta razón comprendemos que no quieras llamar a un cerrajero a domicilio para cualquier inconveniente que se te presente con tus cerraduras o llaves al abrir las puertas de tu casa, oficina o negocio. 

Pero como queremos que el funcionamiento de tus cerraduras sea el mejor aun cuando haces por tu cuenta el trabajo de cerrajería, te daremos algunas recomendaciones para que sepas qué hacer cuando surja alguna situación con tus chapas. 

Recomendaciones para cuando…

Las reparaciones llevan su tiempo, y esto lo tienes que tener muy en cuenta si quieres resolver un problema con tus cerraduras aunque sea algo muy sencillo, por ello nuestro primer consejo como cerrajeros profesionales es que tengas paciencia, y antes de comenzar con el trabajo respira, lee nuestras recomendaciones, y prepárate para ser cerrajero por un día.

1.- Tu llave no entra en la cerradura

¿La llave no quiere entrar en la cerradura? Quizás pueda sonar obvio, pero lo primero que tienes que hacer es observar si efectivamente es la llave correcta, ya que, por el ritmo tan ajetreado de nuestras vidas, fácilmente podemos confundirnos entre el mar de llaves que tenemos en el llavero e intentar abrir las cerraduras con llaves que tienen otra combinación.

Una vez que confirmaste que sí es la llave correcta y aún así no entra en la cerradura, si se trata de una copia de llave nueva puede ser que contenga todavía ciertas asperezas, por lo que quizás solo necesitas lijarlas delicadamente. 

El problema podría persistir únicamente si no se hizo un buen trabajo de duplicado, de ser así entonces será mejor que te contactes con tu cerrajero para pedirle que haga una nueva copia de llaves.

La cerradura también podría ser la causa del problema, ya que quizás esté obstruida por algún objeto pequeño, si este es el caso y tienes visibilidad del elemento que obstruye la entrada de la llave, intenta retirarlo con unas pinzas para dejar el paso libre y así puedas abrir la chapa sin problemas. 

¿El objeto no está visible? Entonces la única solución es retirar la cerradura, si no tienes conocimientos en cerrajería, lo mejor es que le dejes el trabajo a un cerrajero profesional para que él haga el trabajo de revisar lo que ocurre con el sistema y, de ser necesario, hacer una reparación de chapa.

2.- Tu llave se atasca en la cerradura

Estabas intentando abrir rápidamente la puerta de tu casa y… ¿tu llave se atascó en la cerradura? Estas situaciones pueden ser muy molestas y más si tienes urgencia de entrar a tu casa u oficina. 

Lo mejor que puedes hacer en un caso como este es tener paciencia y mover de lado a lado y de arriba a abajo la llave tratando de que pueda irse aflojando poco a poco y se pueda retirar de la cerradura. 

La clave para esto es hacerlo con calma, trata de no poner mucha fuerza a los costados de la llave, ya que esto podría hacer que se rompa y empeoraría mucho más la situación. Si esto te sucedió, entonces lo único que puedes hacer es llamar de urgencia a un cerrajero a domicilio para que te ayude con la reparación de la chapa desmontándola y quitando la llave rota. 

También puedes intentar sacar la llave atascada con unas pinzas, para que así la puedas sujetar con mayor facilidad y quizás de esta manera salga más rápido de la cerradura.

Antes de que intentes meter la llave para abrir la chapa, revisa que ésta no tenga alguna imperfección o ruptura que sea la causante de que se atasque, de ser así es recomendable que te acerques con un cerrajero profesional para que te haga una nueva copia de llaves

3.- ¿Tienes una cerradura vieja?

Las cerraduras viejas pueden ser muy riesgosas, ya que en cualquier momento pueden dejar de funcionar por el desgaste de los años, y peor aún si no se les ha dado un mantenimiento debido. 

Es muy peligroso que cuentes con una chapa vieja que se afloja de más ya que puede dejar el paso libre a cualquiera cuando menos lo esperes. Si notas que tu cerradura está floja o ya no cierra de manera adecuada puedes desmontarla y ver cuál es el problema de su interior.

Si alguna de sus partes está rota no hay más remedio que hablar con un cerrajero a domicilio para hacer una instalación de chapa nueva. Pero si es el caso que tu cerradura no es tan vieja y aún así está floja, intenta observar con cuidado dónde necesita ajustarse y házlo con ayuda de un destornillador.

Como última opción si esto no te funciona y la cerradura sigue sin servir como debería entonces será mejor que le des un respiro de tantos años de trabajo y hagas un cambio de chapas por una nueva.

4.- Tu cerradura no quiere abrir

¿Ya volviste a verificar si estás usando la llave correcta pero aún así no puedes abrir la cerradura? Pues lo más seguro es que el problema esté en el interior del sistema.

Muchas veces por no darle el mantenimiento debido a las cerraduras éstas pueden tener mucha acumulación de polvo que se junta hasta hacer que las chapas en el interior dejen de funcionar debidamente. Intenta darles una limpieza, quizá eso sea lo único que necesiten para permitir la apertura de la chapa.

Si tienes las habilidades necesarias para desmontar la cerradura sin arruinar su funcionamiento, revisa bien que sólo sea un problema de limpieza, si no lo es, observa los elementos internos para ver si no hay alguno que se haya roto por el uso, de ser así vas a necesitar hacer una instalación de chapas nuevas. 

5.- Tu llave no da vuelta

Muchas veces hay llaves que sí entran en la cerradura aunque no tengan la combinación para abrir las chapas, esto se debe a que coinciden en el modelo de cerradura, pero de igual manera es imposible abrir con ellas el sistema de seguridad porque no son las llaves correctas. Por esto mismo tienes que percatarte de que efectivamente sea la llave que abre la cerradura en cuestión.

Si esta llave es la correcta pero aún así no da vuelta en el cilindro de la cerradura, entonces es probable que la chapa se encuentre rígida debido al desgaste, recuerda darle mantenimiento lubricándola cada vez que tengas problemas para abrir la chapa. 

Si esto no resuelve el problema recuerda que siempre hay profesionales en cerrajería que pueden ayudarte a hacer instalaciones de chapas o copias de llaves que sí funcionen adecuadamente. 

¿Después de todos estos consejos no te sientes lo suficientemente capaz de hacer el trabajo de cerrajería por ti mismo? No hay ningún problema con esto, la opción de contratar a un cerrajero a domicilio siempre está abierta. 

En Key Depot estamos para ayudarte las 24 horas del día los 7 días de la semana si necesitas hacer un cambio de chapas, duplicado de llaves e incluso si requieres de algún servicio de cerrajería automotriz. Contáctanos en cualquier momento y nuestros cerrajeros a domicilio te atenderán en donde sea que estés.

Leave a comment

Name*

Website

Comment